viernes, 3 de noviembre de 2017

LO REAL

 ¡Qué bonito, desde el 15M, gritar por un Proceso Constituyente, pedir la República, hablar del derecho de autodeterminación de los pueblos y que tanta gente aplaudiera!

¡Qué bonito hacer castillos en el aire con movilizaciones crecientes y votos populares que iban a derrocar este régimen!

¡Qué bonito!

¡Y que cruda es la realidad! Cruda, cruda hasta vociferar que el perro no es tuyo.

No estoy de acuerdo en la forma que se ha desarrollado el proceso en Cataluña por parte de los independentistas y luego entraré en los, que considero, son errores suficientes para oponerse al mismo.

Ahora bien, la equidistancia de la supuesta izquierda alternativa (solo rota cuando se testimonia la represión del régimen) demuestra una ceguera absoluta ante el desarrollo de los procesos sociales reales.

Parece que no acabábamos de creernos eso de que “Lo llaman democracia y no lo es” o “que largo se me está haciendo el franquismo” o que eso no tenía consecuencias reales. Íbamos a asaltar los cielos sin mucha dificultad.

Pues sí, era cierto. Esto no es una democracia más allá de lo formal. Pues sí, era cierto, el franquismo pervive en la médula del régimen y es difícil encontrar una estructura más sólida y unida en Europa, política, judicial, comunicativa, empresarial de pensamiento único.

Y los procesos reales se abren por el eslabón más débil. Y el eslabón más débil del régimen era Cataluña. En Cataluña se sumaba la indignación general con el régimen al ninguneo y desprecio al proceso soberanista.

Este proceso se ha acompañado del crecimiento, sin comparación en el resto de España, de las fuerzas políticas a la izquierda del PSOE.

Dentro del independentismo, su avance provoca la descomposición de la derecha catalanista y deja el proceso en manos de la izquierda. La exigencia de la antigua CIU de seguir presidiendo la Generalitat se convierte en una soga que la ata a un proceso que ya no controla.

Ante la reiterada negativa del régimen español de pactar una solución el frente independentista se embarca en una hoja de ruta unilateral. Desde ese momento se produce la desafección de la supuesta izquierda alternativa no independentista. En el centro de su oposición dos enormes excusas/mentiras:

 Primera excusa/mentira: que el proceso lo dirige la burguesía catalana y persisten aunque la realidad sea tozuda  y muestre lo contrario. La burguesía catalana está muy contenta en el actual Estado de cosas y se ha manifestado, por activa y por pasiva, en contra del proceso.

Segunda excusa/mentira: que el internacionalismo no puede ser independentista. En España el internacionalismo proletario puede ser independentista o republicano federal, lo que no puede ser es partidario de la indisolubilidad del Estado.

Con toda seguridad no ha sido determinante pero la equidistancia ha facilitado la impregnación en capas populares de la reacción autoritaria del régimen. Y, desde luego, si ha sido determinante en esa impregnación en su espectro electoral.

Guste o no guste la estrategia del proceso independentista lo que la “izquierda alternativa española” no ha visto es que en este proceso nos jugábamos el avance del proceso constituyente y la República o la involución del mismo.

El régimen podrido si lo ha visto con claridad. No es la independencia de Cataluña lo que les ha preocupado. Eso se arreglaba con un nuevo acuerdo de mayor autogobierno y financiación o, en el peor de los casos, con un referéndum que perdían los independentistas de todas, todas. Lo que les preocupaba era el referéndum. La puesta en marcha del derecho a decidir era el fin de esta larga noche del postfranquismo.  Antes de permitir la apertura de esa espita era mejor, para ellos, acudir a la represión. El régimen sabe que ha entregado, a corto o medio plazo, la mayoría al independentismo, sabe que va a tener que mantener la “unidad de España” mediante la violencia del Estado; pero le da igual, no se juega Cataluña, se juega su continuidad.

Hemos perdido dos cosas en este enfrentamiento. Hemos perdido Cataluña y hemos perdido el proceso constituyente.

Dicho esto no quiero finalizar sin situar los errores del proceso independentista:

1)      No es posible la autodeterminación de una nacionalidad sin mayoría social suficiente. Ni los datos electorales ni demoscópicos han situado nunca esa mayoría. La prosecución del proceso y la proclamación de la DUI no han hecho si no hacer cierto el argumento de los españolistas de que era una imposición de una minoría a la mayoría del pueblo catalán.

2)      Si se decide desarrollar el proceso de autodeterminación a través de los acuerdos de las instituciones catalanas es necesario demostrar en el proceso escrupulosidad democrática. Sin embargo, se ha procedido, como señaló Joan Coscubiela a un absoluto desprecio a los mecanismos democráticos.

3)      La errónea lectura del 1-O. Junto a las movilizaciones contra la guerra de Irak, el 1-O ha sido la más impresionante movilización popular de este país. La capacidad, contra la persecución y represión del Estado Español, de abrir y mantener la inmensa mayoría de los colegios electorales y la participación de millones de personas en el referéndum fue impresionante. Ahora bien, si el proceso de la DUI se fundamentaba en dicho referéndum el mismo no puede concluir en la misma porque no consiguió la ayoría suficiente.

En definitiva, a mi entender, la equidistancia de la izquierda alternativa no independentista y el desprecio de la independentista a la consecución de la mayoría social suficiente han apoyado la capacidad del régimen podrido de responder al avance de la indignación popular.

Hemos perdido apoyo social pero la respuesta autoritaria del sistema abre posibilidades de respuesta, La primera el 21D. Tumbar el 155, tumbar a Rajoy.  


miércoles, 21 de junio de 2017

UNIDAD PARA SUPERAR IU ANDALUCÍA Y CONSTRUIR MÁS UNIDAD POPULAR



  Tras la desafortunadísima intervención pública el pasado domingo de Antonio Maillo y Alberto Garzón apoyando la candidatura de Ernesto Alba a la Secretaria General del Partido Comunista de Andalucía partidarios de esta candidatura y la de Miguel Angel Bustamente se han lanzado a las redes a apoyar una u otra.

   La intervención de Maillo y Garzón ha sido desafortunada por tres motivos:

-  En primer lugar porque ha precipitado la ruptura del proceso de unidad (ya conseguido en torno a las candidaturas de Elena Cortés y Ernesto Alba) y la apertura de campañas de las candidaturas haciendo mucho más complicado el diálogo para conformar una sola candidatura. Hubiera sido de agradecer una intervención a favor de la unidad y o del enfrentamiento.

- En segundo lugar porque flaco favor hace a un candidato que venía siendo estigmatizado como el del aparato de IU para controlar el PCE.

- En tercer lugar porque da muestra de la paralización y marcha atrás (en algunos casos) tanto del proceso de superación de IU como Partido como el de recuperación de competencias del mismo. 

  En este proceso manifesté y sigo manifestando la necesidad de que por encima de preferencias acerca de quien debiera ocupar la Secretaría General (en mi caso por Elena Cortés) era necesario llegar al máximo acuerdo y concreción política e intentar una lista única dado que no hay diferencias que lo justifiquen.

   Respetando el derecho a la presentación de candidaturas alternativas y el reparto proporcional que garantizan nuestro estatutos considero de especial interés la conformación unitaria de esa candidatura dado que es la mejor forma para debatir colectivamente desde territorios y sensibilidades que camaradas pueden conformar un Comité Central desde el compromiso con tareas concretas. Es más necesario que nunca el que seamos capaces de reunir y comprometer cuadros políticos que representen y puedan atender las distintas tareas que pretendemos afrontar. Estas tareas son de una envergadura muy grande. Vamos a afrontar dos transiciones complejas y difíciles: 

- la transformación de un partido "de masas" (de poca masa por cierto) a un partido de vanguardia, a un partido leninista. Tras 40 años de partido basado en agrupaciones territoriales avanzar hacia un partido sectorializado en núcleos (células).

- la superación como partido y el reforzamiento como movimiento político y social de una Izquierda Unida que se ha mostrado renuente a su refundación durante una década. Esta refundación no puede seguir aplazándose y el Congreso del PCA deberá aportar a la próxima Asamblea de IU Andalucía propuestas concretas para hacerla posible.

   Asimismo queremos romper las tendencias electoralistas y fijar el centro de nuestra estrategia de creación de Unidad popular en lo social, en la unificación de las luchas.

   Todo ello va a necesitar reunir el mejor debate, el mayor compromiso y la cohesión en torno a los acuerdos. 

Considero que la Resolución de la Conferencia Provincial de Málaga, aprobada de forma unánime,  UN PARTIDO SOBERANO, SUPERACION COMO PARTIDO DE IU ANDALUCIA Y CONFLUENCIAS LOCALES DEMOCRÁTICAS Y DESDE ABAJO   que recoge los acuerdos de la Primera Fase del XX Congreso del PCE y de la Comisión de Unidad para el XIII Congreso e  incorpora propuestas necesarias para garantizar el proceso de superación de las desviaciones partidistas y burocráticas de IU Andalucía es el documento que puede y debe ser base del consenso. 

Espero que la generosa acción de Elena Cortés renunciando a encabezar una candidatura que todos los datos daban como mayoría minoritaria se acompañe de un firme y claro acuerdo político que está teniendo dificultades en lo referente a la concreción de las medidas reales y concretas para la superación de IU como partido. Es este un elemento sine qua non para garantizar un mandato claro a la nueva dirección política y despeje las dudas acerca de sus intenciones reales.

Marcado un mandato claro del XII Congreso del PCA, la honestidad de Ernesto y la coincidiencia teórica del mismo con estos postulados, de las que no tengo dudas, lo habilitarán para poder ser el Secretario General que la nueva etapa necesita.


UNIDAD Y SOBERANÍA DEL PCA, SUPERACIÓN COMO PARTIDO DE IU ANDALUCIA Y CONFLUENCIAS LOCALES DEMOCRÁTICAS Y DESDE ABAJO



RESOLUCIONES DE LA CONFERENCIA  PROVINCIAL DE MÁLAGA
AL XII CONGRESO DEL PCA
(aprobadas por unanimidad)

RESOLUCIÓN POR LA UNIDAD EN TORNO AL PROYECTO POLÍTICO.

Nos planteamos enormes retos en este XII Congreso, recogiendo y desarrollando en Andalucía lo aprobado en la primera fase del XX Congreso del PCE

-          “ La refundación del espacio de una izquierda alternativa… de un espacio de confluencia desde la aceptación de un planteamiento de carácter rupturista y la necesidad de tener espacios de coordinación, y trabajo en común… de un espacio de confluencia desde la aceptación de un planteamiento de carácter rupturista y la necesidad de tener espacios de coordinación, y trabajo en común”.  En definitiva “avanzar hacia la construcción de un Nuevo País desde un programa de Unidad Popular”
-     
     Participar en la Asamblea de IU Andalucía  “con el objetivo de conseguir superar los déficits de funcionamiento que hemos venido señalando de forma autocrítica y conseguir un debate abierto con la máxima participación externa e interna para conseguir situarnos en el mejor escenario para ser una fuerza influyente en la acción social, en las movilizaciones frente a la crisis, y en la acción institucional”

-          La reconstrucción del partido leninista y la recuperación y ejercicio de nuestra plena soberanía.

     Estos retos precisan de la mayor unidad y la construcción participada y de consenso de un Comité Central que atienda  al acuerdo político y a las funciones y tareas que prevemos tendrá que desempeñar el Comité Central en el siguiente ciclo. Sin duda la mejor forma de conseguirlo no habiendo diferencias políticas no organizativas que justifiquen  el enfrentamiento de varias candidaturas (siempre garantizado por nuestros Estatutos para asegurar el reparto proporcional de sensibilidades en nuestros órganos) es el acuerdo de sensibilidades y territorios en torno a una candidatura unitaria.

RESOLUCIÓN POR UN PARTIDO SOBERANO, LA SUPERACION COMO PARTIDO DE IU ANDALUCIA Y CONFLUENCIAS LOCALES DEMOCRÁTICAS Y DESDE ABAJO

1) Recuperación de las competencias del PCA
En la Primera fase del Congreso del PCE aprobamos la recuperación de todas las competencias del PCE, para ello acordamos:

“…dejar sin efecto los acuerdos del XIII Congreso del PCE y de los Comité Federal del 21 de junio de 1992 sobre cesión de competencias y trasladar este acuerdo a los Estatutos del Congreso, mandatando al Comité Federal a que haga la revisión necesaria de los mismos. Porque entendemos que nuestra apuesta por la convergencia sigue con la misma fuerza que en 1983, porque nos corresponsabilizamos de nuestra historia y nos sentimos orgullosos de seguir formando parte de una organización como IU y de su militancia, queremos seguir caminando junto a ellos la senda de avanzar en la construcción del espacio de ruptura en nuestro país y hacerlo desde la política”.

“Esta recuperación plena de las competencias del partido, de su soberanía sin ataduras jurídicas a IU, no sólo ha de entenderse desde la óptica electoral, sino desde la globalidad de construir un partido en el conflicto, con presencia activa y visible en la vida política, social y cultural de Andalucía, que sea capaz de materializar una  praxis a la altura de los objetivos estratégicos: revolución democrática para la ruptura democrática, lucha contra el patriarcado, la construcción de un bloque político y social de carácter alternativo, la superación de IULVCA como partido político y la adecuación de los instrumentos electorales para las elecciones autonómicas y municipales” (Circular nº 4 de la Comisión de Unidad XX Congreso del PCA)


Para ello hemos consensuado, entre otros, los siguientes pasos:
-      - La elaboración de un Plan estratégico y la actualización del Manifiesto programa de forma participada.

-             - La articulación de los mecanismos necesarios para garantizar el papel directo, sin intermediaciones, del Partido en los procesos de confluencia, especialmente los municipales,  buscando la implicación en la construcción del bloque y la participación en el acuerdo marco al que se llegue.
-          
         - El avance en la autosuficiencia económica trabajando dos líneas: a) La necesaria autofinanciación, b)  protocolización real del acuerdo financiero con IU Andalucía y el acuerdo de la misma y los partidos miembros acerca de la distribución de liberaciones.

2) Superación como partido de IU Andalucía

Para la superación efectiva de la forma partido de IU Andalucía es necesario garantizar en su próxima Asamblea:
-      
-     - Volver a recuperar la pluralidad. En la nueva IU And podrán volver a sentirse cómodas diferentes corrientes anticapitalistas comprometidas en un programa común para  la ruptura democrática.

-          - El consenso debe ser la norma y la votación la excepción. Y cuando se deba recurrir a la votación deberán articularse los mecanismos más amplios y participativos posibles.

-        -   IU Andalucía no puede tener coordinaciones ni portavocías unipersonales. La coralidad de ambas es necesaria tanto para desarrollar el MPS y su carácter plural, como para colegiar realmente las “direcciones” (que han de dejar de serlo), como para  consolidar la paridad como instrumento orgánico fuerte en nuestra apuesta por la igualdad y para poder visibilizar al externo estas apuestas.
-         
-    - La participación en IU Andalucía se realizará a través de la adscripción  personal o colectiva, por tanto la cotización no puede ser la base que fije los derechos de participación debiendo ser cambiada por aportaciones voluntarias..
-
-        -  La protocolización de la distribución a los partidos de los recursos institucionales es esencial para hacer real el aligeramiento de la estructura.

3) Puesta en marcha de las confluencias locales para el 2019

“El proceso de construcción de las confluencias es central no solo para hacer verdad la superación de la forma partido de IU sino para la propia supervivencia de nuestro proyecto y para el carácter transformador de dichas confluencias. Éstas hay que construirlas desde abajo, recogiendo movimientos y activistas sociales, conflictos en lucha y ciudadanía no organizada. Las confluencias locales necesitan de un acuerdo general (en el que parecen estar comprometidos Podemos y EQUO, además de IULV-CA y el PCA) que garantice la no ruptura local, la forma jurídica y marca común. Cualquier reparto de puestos por arriba significaría la reducción de la capacidad de ampliación de esas confluencias y de su posibilidad para la ruptura y el desborde. El PCA apuesta por la forma jurídica de coalición por las razones antes expuestas. Y lo que más nos interesa es el papel del Partido en dicha coalición.


Hemos resaltado la necesidad de garantizar procesos participados abiertos. En este sentido el PCA apuesta por las primarias como método de elección de las candidaturas de unidad”. (Circular 4 Comisión de Unidad XX Congreso del PCA)

miércoles, 1 de marzo de 2017

ANDALUCIA: CONSTRUIR CONFLUENCIA DESDE ABAJO, DESDE LO LOCAL

El PCE andaluz urge a IU a buscar "desde ya" confluencias locales sin esperar al acuerdo con Podemos
·         El PCA, que ve "preocupación" en sus bases por las municipales de 2019, alienta una convergencia que no deje todo a expensas de un futuro pacto de las cúpulas que decida los candidatos
·         El movimiento muestra las dificultades para trasladar al ámbito local la colaboración entre el partido morado y la coalición de izquierdas
Publicada 25/02/2017 a las 06:00Actualizada 24/02/2017 a las 21:48  en INFOLIBRE



Con la vista puesta en las elecciones municipales de 2019, el Partido Comunista de Andalucía (PCA), la mayor federación del partido en España, quiere comenzar a tejer alianzas sin esperar a los posibles acuerdos de dirección entre Podemos e IU. El PCA, en el que militan Alberto Garzón y Antonio Maíllo, pretende con ello evitar que las candidaturas municipales acaben siendo cocinadas desde arriba una vez se formalice, si así ocurre finalmente, un pacto electoral entre Podemos e IU a niveles estatal y autonómico. Y también pretende dar respuesta a la incertidumbre entre sus bases y cuadros sobre la forma en que IU acudirá a las elecciones municipales, su punto fuerte en Andalucía. "El PCA quiere formar parte de un proceso de convergencia política y social en el que los liderazgos en cada pueblo, en cada ciudad y en cada barrio se vayan decantando desde ya, y no se diseñen al final con un reparto artificial", explica José Manuel Mariscal, secretario general del PCA. Para Mariscal, el escenario "óptimo" sería que Podemos, IU y otras fuerzas políticas "de ruptura" se presentaran juntas como "marea andaluza" en todos los ayuntamientos.

El comité ejecutivo del PCA ha aprobado un informe político en el que insta a IU a 
"impulsar y articular desde ya" la política de alianzas municipales. El partido que lidera en Andalucía José Manuel Mariscal, defensor desde 2014 de un frente amplio de organizaciones contra el bipartidismo, encomienda al dirigente de Málaga José Manuel Luque, alias Pita, la organización de encuentros "en todas las ciudades posibles" para empezar a articular espacios de "unidad popular". El referente es el modelo de "Convocatoria por Andalucía", un proceso que a mediados de los 80 marcó la evolución desde el PCA hasta IULV-CA (Izquierda Unida-Los Verdes-Convocatoria por Andalucía).

La sintonía entre los líderes andaluces de Podemos (
Teresa Rodríguez) e IU (Antonio Maílloallana el camino a la confluencia en Andalucía. Ambos dirigentes comparten que la confluencia debe hacerse a todos los niveles –estatal, autonómico y municipal– y que no debe ser sólo electoral, sino trabajarse desde abajo y con antelación, a diferencia del modo en que se hizo en las elecciones generales de junio de 2016. También sostienen que la confluencia no puede limitarse a Podemos, IU y Equo, sino abrirse a otros colectivos, organizaciones y partidos, si bien éstos son minoritarios. Maíllo y Rodríguez comparten la aspiración de una "marea andaluza", al estilo de la gallega, que refuerce el papel político de Andalucía en un momento de revisión del modelo autonómico.

Pese a todos estos puntos en común, en ambas formaciones son conscientes de los recelos mutuos que hay entre integrantes de los dos partidos, sobre todo a nivel municipal. En los ayuntamientos IU es un partido asentado en Andalucía, con casi 70 alcaldías y presencia en la inmensa mayoría de los municipios. Podemos, cuya marca electoral es más potente que la de IU, no se presentó como tal a las municipales de 2015 y el desarrollo de su estructura local está aún lejos de culminar. Esas dos realidades políticas y organizativas distintas son las que habrá que integrar en las municipales de 2019 en caso de que se produzca la confluencia. Un reto complejo.

En sectores de IU cunde cierta inquietud ante la posibilidad de compartir candidaturas municipales con Podemos cuando en la propia organización morada no hay unanimidad, ni mucho menos, sobre la idoneidad de los pactos a la izquierda. Esta inquietud ha sido constatada por el máximo órgano del PCA. 
"Forma parte de la preocupación de nuestra militancia no tener certezas de la manera en que afrontaremos esa cita electoral", constata el partido que lidera José Manuel Mariscal en su resolución. "Lejos de permanecer impasibles y a la espera de acontecimientos, las comunistas debemos tomar la iniciativa [...]. Hay que generar los espacios de elaboración colectiva y movilización social que sean los depositarios de la legitimidad democrática para todos los procesos electorales", señala el informe, aprobado con 17 votos a favor y cuatro abstenciones.

Movilización el 28-F
El informe político del PCA, que no menciona a Podemos, defiende que el papel del comunista debe ser el de "agente movilizador" de las expresiones de protesta en Andalucía, entre las que han sobresalido durante los últimos meses las manifestaciones contra los recortes en la sanidad. El objetivo de los comunistas debe ser, señala el documento, unir los distintos conflictos sociales "bajo una lógica común, que identifique al régimen en proceso de restauración". Según el análisis del PCA, Susana Díaz es un puntal de esa restauración, pero no como defensora de los intereses de Andalucía, sino como valedora de una reconfiguración territorial de la que Andalucía puede quedarse fuera. "Andalucía debe jugar el papel que le corresponde desde la movilización", señala la resolución, que llama a 
manifestarse este martes 28 de febrero, Día de Andalucía.

La pretensión de un "bloque andaluz de ruptura" pasa, según el PCA, por el impuso de una 
"nueva convocatoria por Andalucía de carácter municipalista, que genere espacios de elaboración colectiva y movilización por la base pensando y actuando en clave local pero uniendo los problemas y los conflictos de nuestras ciudades y barrios". La idea del PCA es que si se produce el previsible pacto entre Podemos e IU, sirva para afirmar una realidad ya existente por un trabajo previo, no para diseñarla con escasez de tiempo.


domingo, 27 de noviembre de 2016

¿De qué hablan los que hablan de llevar la democracia y la libertad a Cuba?

La muerte de Fidel ha vuelto  a desatar cantos y esperanzas al advenimiento de la democracia y la libertad en la Isla.

Viniendo de los mismos que llaman dictaduras a las democracias avanzadas fruto de las nuevas constituciones “bolivarianas” debieran ponerse en cuarentena sus  afirmaciones sobre Cuba. No obstante, incluso entre aquellos que no se tragan sus mentiras sobre estos países, lo de Cuba les queda claro. ¿Cómo va a ser una democracia un régimen socialista? ¿Cómo hablamos los comunistas de más  democracia en España mientras apoyamos el régimen cubano?

¿Cómo lo hacemos? Muy sencillo, hablando verdad y defiendo lo mismo en Cuba que en Españas: democracia real, democracia participativa.

El artículo 3º de su Constitución establece que  “En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan”.  Primera diferencia, esencial, con esto que tenemos en nuestro país, que llamamos democracia y no lo es: el pueblo puede ejercer el poder directamente. En España está prohibido el derecho a decidir, el “soberano” es tomado por soberanamente idiota y no tiene capacidad de decidir directamente nada relevante.

La elección y obligaciones de los miembros y obligaciones de las Asambleas del Poder Popular muestran asimismo diferencias fundamentales con la de nuestros concejales y diputados.
El Partido Comunista de Cuba no interviene ni formal ni realmente en la propuesta de lxs delegadxs. Son las asambleas ciudadanas las que proponen con un fuerte protagonismo de las organizaciones sociales. Las candidaturas elevadas son votadas por sufragio universal, libre, secreto y directo. El sistema electoral cubano no es ni multipartidista ni de partido único, es un sistema de poder popular directo. La revolución cubana decidió (acertadamente) mantener un sistema soviético (en la acepción más radical y genuina del término) y no convertir las asambleas populares en parlamentos ni al partido en el agente único electoral.

Asimismo es mandato constitucional (y realidad permanente) tanto la obligación de lxs electxs de rendir cuentas en Asamblea a los electores como la capacidad de dichas asambleas de revocarlos.
En resumen, la democracia cubana desarrolla desde hace tiempo cuatro principios que el poder real y sus politiqueros títeres en España y Europa tratan de evitar a pesar de que han pasado a ser reclamados ya por la mayoría social: el derecho a decidir (democracia directa), la iniciativa ciudadana en la conformación de candidaturas, la rendición de cuentas y los revocatorios.

Esos que hablan de “llevar la democracia y la libertad” a Cuba ¿hablan de profundizar estos ejes centrales de la democracia real?. No, claro que no, lo que hablan es de su eliminación y sustitución por el vetusto modelo europeo representativo, indirecto, que niega al soberano toda la soberanía, un sistema de peleles del poder real. Y toda esta involución democrática apoyada por eso que llaman libertad de prensa, a saber que el capital sea dueño de los medios de comunicación. No hay libertad de prensa alguna en el capitalismo porque si el único dueño posible es el capital el estrecho margen de pluralidad serán las diferencias entre sectores del mismo acerca de la mejor forma de explotar a la clase trabajadora.

Los que nos interesamos por el avance de la democracia real en Cuba sabemos que el sistema es perfectible y apoyamos los procesos, en marcha, de implementación programas participados de desarrollo local, las experiencias piloto de presupuestos participativos como la que se desarrolla en la Habana Vieja a través de la Oficina del Historiador-  Esta regeneración y mejora de la democracia en Cuba es la que temen nuestros gobernantes. Cada vez les  va a ser más difícil seguir engañado a la ciudadanía porque esta, desde el 15M, está pidiendo (sin saberlo, la más de las veces) la superación de nuestras obsoletas constituciones y la puesta en marcha de mecanismso de democracia real y participativa, muchos de los cuales ya existen en Cuba.

La Cuba que nos deja Fidel no es solo el entrañable recuerdo de aquellos años de revolución y antimperialismo, es una realidad palpable de equidad, justicia, internacionalismo solidario y DEMOCRACIA POPULAR. Es un ejemplo de que otro mundo es posible, incluso en una pequeña isla a 150 kms de la bestia, bloqueada económicamente y dependiente energéticamente.

#CubaVa

#HastaSiempreComandante

sábado, 29 de octubre de 2016

Declaración Final. 18 Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros


Hanoi, Vietnam.  28 al 30 de Octubre de 2016

El 18 Encuentro Internacional de partidos Comunistas y Obreros , celebrado del 28 al 30 de Octubre de 2016 en Hanoi, capital de la república Socialista de Vietnam, bajo el lema “Crisis del capitalismo y ofensiva imperialista – Estrategia y tácticas de los partidos comunistas y obreros en lucha por la paz, los derechos de los pueblos y los trabajadores y por el socialismo”
Habiendo discutido la situación mundial y los retos  crecientes que enfrenta la humanidad, las naciones, los trabajadores y los pueblos de muchos países, en particular las crisis del desarrollo socio-economico, el creciente  aumento de la inseguridad y la inestabilidad en muchas partes del mundo, causada por el capitalismo. La crisis capitalista ha profundizado  las intervenciones imperialistas, sus  interferencias y maquinaciones, fomentando la creación del llamado ISIS y otras fuerzas criminales extremistas, así como la crisis de los refugiados.
Haciendo hincapié en que el socialismo es la única alternativa real a la crisis económica, social y ecológica en curso, a la explotación capitalista y su  barbarie.
Saludando las luchas de los pueblos y los trabajadores en todas partes del mundo contra la ofensiva del  capitalismo y el imperialismo por los derechos  laborales, sociales y  democráticos, la igualdad de género, la independencia y la soberanía nacional, la paz y el socialismo.
Remarcando la significación histórica de la Gran Revolución Socialista de Octubre en el contexto de su próximo 100 aniversario en 2017.
Alentado  por los logros y experiencias de la lucha de y la cooperación entre los partidos comunistas y obreros en los años anteriores
Llama a  los partidos comunistas y obreros a desarrollar acciones comunes y convergentes a lo largo de los ejes siguientes:
-          Intensificar los trabajos teóricos y prácticos y el intercambio para la construcción del socialismo en el siglo 21.
-          Trabajar  juntos la conmemoración del 100 Aniversario de la Gran revolución Socialista de Octubre, organizando actividades que  pongan  de relieve su importancia histórica para abrir el camino a una nueva etapa de la historia humana, la contribución del socialismo al avance de las luchas de los trabajadores y los pueblos por su emancipación y la necesidad de fortalecer la lucha por la paz, el progreso social y el socialismo.
-          Conmemorar el 150 Aniversario de la publicación de “El Capital” de Karl Marx.
-          Promover el intercambio de estrategias, tácticas y experiencias y reforzar la lucha contra todas las formas de la imposición y ofensiva  ideológica y política capitalista y  fortalecer  los partidos comunistas y  obreros y ampliar la movilización de los trabajadores y las masas más amplias, especialmente los jóvenes, los estudiantes y mujeres en las luchas antimperialistas por el trabajo, sociales, sindicales, derechos democráticas  y el socialismo.
-          Reforzar las acciones en defensa de los derechos y  libertades democráticas, contra el anticomunismo y toda forma de discriminación; expresar la  solidaridad con los comunistas en Ucrania y en otros países que enfrentan la persecución y la prohibición de su actividad;  organizar, preferiblemente en  la semana del 5-11 de mayo 2017, acciones contra el fascismo y el neonazismo en ocasión del aniversario de la victoria contra el nazifascismo (9/05/1945).
-          Ampliar el frente antimperialista para avanzar en las luchas por la paz, contra las ocupaciones imperialistas y sus intervenciones en los asuntos internos de otros países, contra la OTAN y su expansión, contra las armas nucleares, contra  las bases, por una resolución pacífica de los conflictos basada en los principios del derecho internacional.
-          Intensificar las acciones en demanda del fin del bloqueo de USA a Cuba, por Palestina libre, por su derecho a un estado propio; expresar nuestra solidaridad con los pueblos de Asia, Oriente medio, África, América latina y Europa que luchan contra las ocupaciones, intervenciones, interferencias y bloqueos imperialistas.

Finalmente, los partidos comunistas y obreros participantes en este encuentro damos las gracias al Partido Comunista y al pueblo de Vietnam por su hospitalidad y confirmamos  nuestro inquebrantable  apoyo y solidaridad con el pueblo  vietnamita en la construcción y la defensa de un país socialista.

viernes, 28 de octubre de 2016

INTERVENCIÓN DEL PCE EN EL 18 ENCUENTRO INTERNACIONAL DE PARTIDOS COMUNISTAS Y OBREROS

Hanoi, 29 de Octubre 2017

Juan de Dios Villanueva Generoso
Secretario de Relaciones Internacionales PCE

Queridas camaradas, queridos camaradas:

En primer lugar, queremos expresar nuestro agradecimiento al Partido Comunista de Vietnam tanto por la calurosa acogida y hospitalidad mostrada como por su voluntad a la hora de organizar el XVIII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros.

Era Vietnam una cita improrrogable porque fue aquí donde los pueblos del mundo descubrieron que se podía torcer la voluntad de la bestia. Vietnam ha sido la mayor derrota del imperialismo norteamericano. En nombre de todos los pueblos: gracias al Partido Comunista de Vietnam, gracias, muchas gracias al bravo pueblo vietnamita.

Realizamos el Encuentro en un contexto internacional caracterizado por las agresiones del imperialismo contra los pueblos del mundo, destruyendo sus condiciones de vida, sus derechos, y sus aspiraciones y anhelos. Estamos ante una etapa de regresión tanto social como política, en el que la ruina y destrucción de países, la extensión de una opresión brutal contra la mujer y la laminación de los derechos sociales se han establecido como pasos en el camino para acentuar la hegemonía imperialista sobre todo el globo, representada por el poder de los EE.UU, la Unión Europea y la OTAN.

Desde el PCE, creemos que hay que apoyar a los pueblos que organizan la resistencia frente a los que habían diseñado un futuro unipolar bajo el cántico al “capitalismo triunfante”. En consecuencia, valoramos positivamente los procesos de afirmación popular desarrollados en América Latina, enfrentando decisivamente el embate de los poderes imperialistas y el influjo de la estrategia neoliberal, que tantos estragos ha producido desde la década de 1980 en todo el planeta. No podemos dejar de mencionar que de no haber sido por la resistencia de Cuba y su revolución,  hubiera sido más difícil, por no decir imposible, para el resto de pueblos desafiar al imperialismo; no olvidamos, por tanto, el ejemplo de dignidad y de victoria de Cuba y de su Revolución, de la República Bolivariana de Venezuela, de Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

Es necesario hacer notar nuestro rechazo ante las intrigas e injerencias del imperialismo frente a los avances populares, evidenciados especialmente en este año en el golpe de Estado llevado a cabo en Brasil contra la presidenta Dilma Rousseff; una vez más, se hace crucialmente necesaria la solidaridad internacional para enfrentar las agresiones y ataques imperialistas. En Europa, es necesario seguir haciendo una mención aparte y especial a la necesaria intensificación de la solidaridad de todos los Partidos Comunistas del mundo con los camaradas del Partido Comunista de Ucrania, acosado y perseguido por el fascismo gobernante en Kiev que está sostenido por EE.UU, la UE y la OTAN.

Una vez más, no se nos puede olvidar la situación de Oriente Medio, y en especial la agresión que sigue en marcha contra Siria. Para los comunistas españoles, la solución se encuentra en que detengan la guerra aquellos que la iniciaron y que la sostienen, en dejar de armar y financiar a los grupos de la llamada “oposición siria” (que no deja de ser otro enjambre de grupos de mercenarios), de dejar de armar al ISIS y prohibir la compra de petróleo en los territorios que controla, y en levantar el embargo al gobierno de Siria.

En España está en marcha un proceso de acuerdo entre el conjunto de fuerzas políticas y sociales partidarias del régimen actual, con el objetivo de llevar a cabo un nuevo proceso de transición que perpetúe en el tiempo el poder de la oligarquía española, siguiendo el modelo económico-social neoliberal, y que asegure el anclaje del país a los dictados de los poderes occidentales, representados fundamentalmente por la Unión Europea y la OTAN. Ello ha tenido bastante que ver con el desarrollo de los procesos de confluencia de las fuerzas contestatarias con el actual orden existente (más avanzados actualmente en el aspecto electoral), al servicio de las capas populares, si bien se trata de procesos amplios que trascienden al solo ámbito institucional, y que aún están en marcha.

En la crucial fase social y política abierta en España, el PCE considera crucial el desarrollo de las movilizaciones de las capas populares, el avance y culminación de los procesos de confluencia en el ámbito social y político, en la perspectiva de la construcción de la unidad popular que desemboque en un proceso constituyente, que habrá de ser anti-oligárquico, republicano, federal y soberano (y también, crucialmente, feminista), en una perspectiva anticapitalista que marque el camino de construcción del socialismo en nuestro país.

En este mismo sentido, el PCE sostiene como posición política al respecto de la Unión Europea la imposibilidad de lograr cualquier forma de transformación sustancial de ésta, incluida una verdadera democratización: la UE es una estructura contraria por su propia naturaleza ante cualquier posibilidad de ruptura con el orden neoliberal existente y de recuperación de los derechos de la clase trabajadora. Así pues, en la primera fase de nuestro XX Congreso hemos aprobado la posición de salida unilateral de España tanto de la UE como del Euro, como única forma de poder lograr la recuperación de la soberanía popular en el país.

De forma inmediata, no obstante, no dejamos de contestar las políticas concretas de la Unión Europea. Ello se evidencia, en primer lugar, en la actualidad en el rechazo a la política comercial de la UE, plasmada efectivamente en las propuestas de acuerdos de libre comercio con EE.UU. (el TTIP) y Canadá (el CETA). Los mecanismos de estos dos acuerdos para permitir ese libre comercio: 1) la armonización a la baja de las legislaciones laborales, sociales, en seguridad alimentaria, etc.. y 2) la implantación de tribunales internacionales con capacidad de exigir la modificación de leyes nacionales que sean perjudiciales a los intereses de las grandes corporaciones, constituyen una agresión inaceptable a los intereses populares y las soberanías nacionales.

Del mismo modo, seguimos denunciando el papel nefasto de la UE en torno a la cuestión de la inmigración y los refugiados, tratados de forma absolutamente inhumana tanto por la UE como por sus Estados miembros, convirtiendo el mar Mediterráneo en una gigantesca fosa común y a los países europeos en cárceles para los pobres y los perseguidos de más allá de sus fronteras. No podemos de dejar de rechazar con firmeza la hipocresía de la socialdemocracia al lamentarse retóricamente por la tragedia de los refugiados, mientras que apoyan la desestabilización y destrucción de los países de los que proceden.

En otro orden de cosas, tal y como hemos repetido en encuentros anteriores, el PCE considera que la lucha contra el capitalismo debe ir aparejada a la lucha contra el patriarcado; la plena igualdad no se consigue si no se entra también en la lucha por nuevos valores, por la igualdad real en el ámbito de lo privado. En este sentido, nuestro partido se está volcando, en todo el Estado español, en el apoyo y el impulso a la reorganización de Movimiento Democrático de Mujeres (perteneciente a la FDIM).

Camaradas,

La política internacional del PCE sigue pasando a través de las siguientes líneas fundamentales:

           El PCE, en su apuesta por la paz, mantiene su movilización contra la OTAN, las bases militares norteamericanas o el escudo antimisiles.
           El PCE considera el apoyo a la Revolución Cubana como el elemento central de su política de solidaridad internacional.
           El PCE seguirá apoyando la lucha del pueblo saharaui y de su legítimo representante, el Frente POLISARIO, por el reconocimiento pleno y universal de la República Árabe Saharaui Democrática.
           El PCE continuará exigiendo y luchando por el derecho del pueblo palestino a su propio Estado.

El PCE seguirá apostando por su participación en foros unitarios (regionales o mundiales), de las fuerzas progresistas, antiimperialistas o antineoliberales. Sin embargo, consideramos que ello no es contradictorio, sino complementario, con la existencia de un foro para la reflexión, coordinación y construcción de la alternativa comunista.

El Partido Comunista de España valora de forma muy positiva la continuidad que supone la celebración del Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, como expresión de la cooperación y la solidaridad entre los partidos comunistas y obreros de todo el mundo, desde la pluralidad de posicionamiento y trayectorias y el respeto a la independencia y análisis de cada Partido Comunista en su ámbito de actuación; es por ello que seguimos considerando necesario seguir fortaleciendo el papel del Encuentro.

Nuestro Partido afirma la necesidad, la creencia y la apuesta del PCE en el papel vital de los partidos comunistas, partiendo del reconocimiento colectivo como parte de un movimiento comunista internacional que sigue siendo crucial al servicio de las aspiraciones vitales de las trabajadoras y trabajadores, como instrumento al servicio de la clase obrera mundial.

Sólo el comunismo asegurará el futuro de la Humanidad.

Muchas gracias.